VIDA O MUERTE EN NUESTRA LENGUA. Final

“Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo digno, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo honorable, si hay alguna virtud o algo que merece elogio, en esto meditad.” (Filipenses 4:8) Nuestros pensamientos se evidencian en nuestras acciones y en nuestras palabras. Lo que pensamos será lo que, en última instancia, marcará lo que digamos o hagamos. Por lo tanto, si queremos hablar palabras verdaderas, dignas, justas, amables, etc… necesitamos llenar nuestra mente con ese tipo de pensamientos. Nuestro ser natural siempre dará rienda suelta a las palabras, sin pensar en cómo afectarán a otros. Pero el Espíritu Santo nos recuerda que nuestras palabras pueden de bendici

VIDA O MUERTE EN NUESTRA LENGUA. Parte 9

“SEÑOR, ponle un guardia a mi boca y un vigilante a la puerta de mis labios.” (Salmo 141:3) El Salmista pide un guardia en su boca. No en los oídos - para protegernos de que las palabras que podamos escuchar nos afecten. En lugar de eso, el salmista le pide a Dios que ponga un guardia en su propia boca, sabiendo que el mayor peligro no estaba en lo que otros podían hacerle, sino en lo que él podía decir en contra de los demás. Nuestra boca puede ser un arma peligrosa. Palabras imprudentes, duras, descuidadas, que causan dolor en aquellos que las reciben. “Y la lengua es un fuego, un mundo de iniquidad. La lengua está puesta entre nuestros miembros, la cual contamina todo el cuerpo, es encend

VIDA O MUERTE EN NUESTRA LENGUA. Parte 8

“La gente chismosa revela los secretos; la gente confiable es discreta..” (Proverbios 11:13) En nuestro Manual de Vida, la Biblia, nos dice que en el chismoso no se puede confiar y que divulga la información confidencial. Proverbios 17:4 dice: “El malhechor escucha a los labios perversos, el mentiroso presta atención a la lengua detractora.” No es solo malo el chisme, sino también prestar los oídos al chisme. Cuando lo hacemos, nuestros oídos se convierten en botes de basura. Si queremos ser personas confiables, tenemos que hablar siempre con la verdad y ser personas que siempre hablen palabras que beneficien a otros. Si la persona a quien le hablas no es parte del problema o de la solución,

VIDA O MUERTE EN NUESTRA LENGUA. Parte 7

La boca del justo da sabios consejos, pero la lengua engañosa será cortada (Proverbios 10:31) Las victorias se ganan cuando hablamos con la verdad. Comúnmente, parece ser que las personas que mienten o que engañan son las que ganan. Definitivamente es una salida inmediata, sin embargo, Proverbios nos dice que los efectos de las palabras de verdad serán duraderos, pero aquellos que engañan no durarán. “El justo aborrece la falsedad” (Proverbios 13:5). “Los labios mentirosos son abominación al SEÑOR, pero los que obran fielmente son su deleite.” (Proverbios 12:22). Tu propia vida puede demostrar tu aborrecimiento o tolerancia a la falsedad. Cada día tendrás la oportunidad para que la verdad se

VIDA O MUERTE EN NUESTRA LENGUA. Parte 6

El sabio de corazón habla con prudencia, y a sus labios añade sabiduría. (Proverbios 16:23) No podemos borrar nuestras palabras, todo lo que sale de nosotros revela lo que hay en nuestros corazones. Quizás hoy quieres cambiar algo en tu hablar. La clave para una lengua transformada es un corazón transformado. Una persona justa y piadosa ama lo que Dios ama. Jesús lo dijo así: “El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo que es bueno;… porque de la abundancia del corazón habla su boca.” (Lucas 6:45). Si somos necios nuestras palabras serán de necedad. Si somos malvados nuestras palabras serán de maldad. Pero si somos sabios y prudentes y nuestro corazón está conectado con Jesucris

VIDA O MUERTE EN NUESTRA LENGUA. Parte 5

Habla lo bueno ¿Alguna vez te has puesto a pensar en la opinión que tienes sobre las personas? ¿En tus palabras resalta más lo positivo o lo negativo? Cuantas veces hablaste mal de alguien que no fue necesario hacerlo y gracias a ese comentario la reputación de esa persona fue herida. Cuando estamos conectados a Dios, él nos trae convicción cuando nuestras palabras no son buenas. Pregúntate: “¿Esto es un comentario bueno acerca de esta persona? ¿He verificado los hechos? ¿Son mis palabras bondadosas y necesarias?” He aquí una buena prueba para nuestros pensamientos y palabras: “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo digno, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo

VIDA O MUERTE EN NUESTRA LENGUA. Parte 4

Calidad en las palabras Las personas que son transformadas a diario con la Palabra del Señor, son personas que hablan de la abundancia de un corazón piadoso. Personas que hablan cosas espirituales no solo los domingos, sino que se dejan guiar por Dios todos los días. Personas moderadas que piensan antes de hablar. Proverbios describe la lengua del justo como plata refinada. “Las palabras del justo son como la plata refinada” (Proverbios 10:20) “Plata refinada” La plata es un metal preciado que ha sido cuidadosamente refinada y de la más alta calidad posible. Entonces ¿Cómo llegamos a tener esa lengua del justo? Queremos ser una persona sabia y justa, pero no siempre queremos pagar el preci

VIDA O MUERTE EN NUESTRA LENGUA. Parte 3

Palabras que sanan. Piensa en un momento en esas palabras que tanto te animaron, que en medio de tanta oscuridad y soledad esas palabras fueron como medicina a tu vida. Quizá fue de parte de un familiar o un buen amigo que te dijeron: ¡Todo estará bien!, ¡Creo en ti!, ¡Lo vas a lograr!... unas cortas palabras fue lo único que necesitaste para sentirte mucho mejor y enfrentar seguro el porvenir. La Palabra de Dios nos dice: “Panal de miel son las palabras agradables, dulces al alma y salud para los huesos.” (Proverbios 16:24) Las palabras agradables son tan poderosas que pueden dar bendiciones y salud a nuestro cuerpo. La miel es un endulzante natural que da energía a nuestro cuerpo. De esa

VIDA O MUERTE EN NUESTRA LENGUA. Parte 2

“La palabra amable es árbol de vida; la palabra perversa destruye el espíritu.” Proverbios 15:4 Pensar en lo que hablamos es tan importante porque puede ser para edificar o para destruir. Este proverbio nos recuerda que las palabras amables nos dan vida. Sin embargo, con esa misma lengua podemos ser capaces también de destruir. En la infancia quizá escuchaste palabras destructivas que hasta el día de hoy la recuerdas. A pesar que ya pasaron muchos años, duele recordar palabras como: “eres torpe”, “eres bruto”, “eres incapaz” etc. Palabras que dañaron tanto y solo el Señor puede sanar. Hoy podemos enfocarnos en la Palabra de Dios y cuidar todo lo que decimos. Piensa en las palabras que has di

VIDA O MUERTE EN NUESTRA LENGUA. Parte 1

En el libro de Proverbios podemos encontrar más de 100 referencias sobre la lengua. Consideramos entonces, que la lengua en uno de los miembros más poderoso de nuestro cuerpo. En proverbios 18:21 dice: “La lengua puede traer vida o muerte; los que hablan mucho cosecharán las consecuencias” En todo tiempo siempre estamos hablando, en este proverbio nos dice que hay una consecuencia al hablar, la pregunta es: ¿pensamos en las consecuencias de nuestras palabras? Lamentablemente lanzamos las palabras sin pensar en las consecuencias, nuestras palabras pueden hacer el bien o un gran daño, pueden dar vida o destruir vidas. Medita hoy en este proverbio y sigamos siendo trasformados por Su Palabra.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
Misión
Cristiana
   Paz y amor

+51 497-5353

informes@micpa.pe

Of. Administrativa - Calle Bellas Artes

San Borja, Lima Perú

  • White Instagram Icon
  • White YouTube Icon
  • White Facebook Icon

@2017 by MICPA. Producido por Bless Social Marketing