VIDA O MUERTE EN NUESTRA LENGUA. Parte 5

Habla lo bueno

¿Alguna vez te has puesto a pensar en la opinión que tienes sobre las personas? ¿En tus palabras resalta más lo positivo o lo negativo?

Cuantas veces hablaste mal de alguien que no fue necesario hacerlo y gracias a ese comentario la reputación de esa persona fue herida. Cuando estamos conectados a Dios, él nos trae convicción cuando nuestras palabras no son buenas.

Pregúntate: “¿Esto es un comentario bueno acerca de esta persona? ¿He verificado

los hechos? ¿Son mis palabras bondadosas y necesarias?”

He aquí una buena prueba para nuestros pensamientos y palabras: “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo digno, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo honorable, si hay alguna virtud o algo que merece elogio, en esto meditad.” (Filipenses 4:8)

¿Han sido tus palabras esta semana verdaderas, dignas, justas, puras, amables, honorables?

Sé más cuidadoso de lo que dices acerca de otros. Enfócate y vive siendo luz para los demás. No esperes que otros cambien, empieza tú.

Entradas destacadas
Entradas recientes