UN CORAZÓN ALEGRE Y SANO ES LA MEJOR MEDICINA. Parte 5

Santificarse no es un estado de perfección sino que habiendo sido separados nunca más miraremos atrás y hemos sido bendecidos por el amor de Cristo Jesús a su pueblo. Si nos frustramos y retrocedemos es porque creemos que somos perfectos y no necesitamos de la gracia de Dios. Es hora de entender que nuestra ciudadanía no es de este mundo, que santificación es tener sed de eternidad y tiene que ver con la victoria de cada día que vas logrando. Ya estamos llamados a ser santos y lo que nos lleva a la santidad es no quitar la vista de la luz de Dios; lo que te hace santo es tu lucha diaria y tus victorias contra el pecado. Por ello abstengámonos de toda apariencia de lo malo y seamos irreprensi

UN CORAZÓN ALEGRE Y SANO ES LA MEJOR MEDICINA. Parte 4

El sabio no dice todo lo que piensa sino que piensa todo lo que dice. Santificar significa poner aparte y separar; en ese sentido, hay dos formas de estar separados: por oposición y por relación. No podrás dejar nada malo si sigues caminando con gente que sigue cosas malas; debes santificarte y separarte para no hacerte esclavo de mal alguno adoptando nuevas posiciones y te apartes para consagrarte a Dios: ese acto será tu proceso de santificación para comenzar a vivir una vida nueva. Y si recaes, no es que abandones este camino, pues por ello existe la santidad por posición: porque somos real sacerdocio y nación santa (1 Pedro 2:9) y ello obedece a que arrepentidos hemos venido a Jesús par

UN CORAZÓN ALEGRE Y SANO ES LA MEJOR MEDICINA. Parte 3

Si bien puedes tener a Cristo en tu corazón, sin embargo te puede ganar todavía tu instinto como viejo hombre y lo que tú no lograste dominar, a la larga te va a controlar. Para ser libres de rencores y amarguras debes contar con el carácter que es el rasgo que predomina en ti, donde todos te puedan ver y es tu marca distintiva que te hace predecible. Si eres frágil y te enojas fácilmente, eres débil de carácter. Si eres predecible tienes la virtud de ser desafiado sin sentirte afectado ni dolido, sino siempre valiente y de una fortaleza enorme como para vencer cualquier amenaza o eventual situación de amargura; lo contrario nos lleva a la neurosis de estar solo a la defensiva, pues se trata

UN CORAZÓN ALEGRE Y SANO ES LA MEJOR MEDICINA. Parte 2

Los estudiosos de la identidad humana (como la neurociencia) dicen que la conducta del ser humano refleja tres dimensiones: 1° Tu pasado y cómo fuiste concebido; 2° Desde que naces y de muy temprana edad donde vas desarrollando ciertos instintos que reflejan tu configuración desde que fuiste gestado y; 3° La influencia externa y el medio en el que creces (familia, colegio, los primeros amigos, etc.) Es por ello que muchas veces tenemos reacciones hasta involuntarias cuyas causas vienen desde ahí y cuando se van acumulando, nos vamos auto-destruyendo humana y espiritualmente. Debemos ser conscientes de esas debilidades y aunque el necio diga que está bien cuando está mal, el camino para el ca

UN CORAZÓN ALEGRE Y SANO ES LA MEJOR MEDICINA. Parte 1

Comenzamos afirmando categóricamente que ante toda manifestación y secuela de la amargura, la solución divina será siempre la verdadera y definitiva, puesto que las terapias y el resto de alternativas significarán solo un mero paliativo. La amargura es pecado y es crucial que lo reconozcamos pues ninguna ofrenda, sacrificio o servicio generará impacto ante Dios si seguimos viviendo con sus raíces que solo se curan con el poder sanador de Dios. Un corazón alegre y sano es la mejor medicina para curar esta enfermedad y la terapia es el tratamiento divino. Tomar de la medicina de la santificación es tener una mente amplia al hablar de santidad y no hablar solo de pretender ser perfecto o de un

VIVIR EN LA CÁRCEL DE LA AMARGURA. PARTE 5

Tú podrás engañar al resto menos a Dios: hoy necesitas de un alto y un paréntesis definitivo o ¿Hasta cuándo vas a dejar de vivir sin transparencia? Somos nación santa y linaje escogido para anunciar las verdades de Aquel que nos sacó de las tinieblas a la luz (1 Pedro 2:9), de modo que no juzguemos y no seremos juzgados (Lucas 6:37): el perdón es nuestro estilo de vida que nos convierte en la medida que lo incorporemos pasando de ser víctimas a hombres vigorosos, esforzados y valientes, con el poder de crear una realidad diferente. Perdonar es neutralizar los obstáculos que anulan nuestra capacidad de amar, que es nuestra única verdad y nuestra naturaleza misma. El perdón es el catalizador

VIVIR EN LA CÁRCEL DE LA AMARGURA. PARTE 4

Los motivos por los que preferimos no dejar la amargura o la falta de perdón son: 1) Para “irradiar autoridad” y poder, haciendo que se hagan las cosas más rápidas; 2) Porque les sirve como impulso para que la gente les obedezca y lograr objetivos (“hoy amanecí rabioso y todos me aguantan”); usándolo como móvil para hacer cambios, en vez de generar compromiso para alcanzar una real obediencia; 3) Porque usan la rabia para controlar a los demás y les gusta vivir rabiosos. Pero si usamos la rabia como fuente, nuestro entorno se desconectará rápido de nosotros y otros se ganarán su confianza (¡cuidado con tus hijos!) y; 4) Porque quieren evitar confesar la verdad de sus debilidades, tapándolos

VIVIR EN LA CÁRCEL DE LA AMARGURA. PARTE 3

Dios nos llamó a vivir en plenitud de vida y vivir con la amargura no te hace una persona libre. Rompe con ese silencio y deja de estropear a tu familia; es necesario que comiences a ordenar tu casa, hablar con la verdad y decirle a los tuyos tus temores. Pero también muéstrales que dentro de ti hay un ser humano comprensivo y que Cristo nos recuerda que todas las cosas viejas ya pasaron. 2 Corintios 5:17 De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí, son hechas nuevas. En esta ocasión, a las mujeres les decimos que se quiten la costumbre de ser amargadas para que no se diga de ustedes que son “como la gotera en tiempo de lluvia” (Proverbios 27:15

VIVIR EN LA CÁRCEL DE LA AMARGURA. PARTE 2

A la gente le cuesta salir de la amargura porque: 1) Les da sensación de poder, producto de practicarla y estar en este sistema de querer manipular siempre a los demás, confundiéndola con tener carácter; pero que la consecuencia será la de perder un saludo, un abrazo y la vida misma. Esas personas son amargadas y que se sienten poderosas no son normales porque nuestra naturaleza es amar y no inhibirlo; 2) Quieren manipular a las personas para conseguir las cosas como ellos quieran; 3) Lo usan como un mecanismo de control “para que no abusen de su confianza”, dado que pedir perdón sería sinónimo de debilidad y se excusan bajo la pantalla de tener autoridad. Nosotros decimos que el pasado nadi

VIVIR EN LA CÁRCEL DE LA AMARGURA. PARTE 1

Comencemos nuestra reflexión recordando que hay tres tipos de personas: unas que son como el vaso, otras como un canal o tubería y otros como una fuente. Los dos primeros contienen agua: el vaso es un recipiente que solo recibe el agua y no tiene la propiedad de dar, el canal o tubería solo transporta; pero los que son como la fuente o manantial producen agua para los demás. Del mismo modo, debemos buscar ser más que vaso o canal; y convertirnos en fuente para producir agua y dar de beber a los demás. Para muchos el perdón es algo superficial y de pasada que “solo sale de la boca para afuera”, pero el perdón es algo mucho más radical porque la amargura es producto del resentimiento, maltrato

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
Misión
Cristiana
   Paz y amor

+51 497-5353

informes@micpa.pe

Of. Administrativa - Calle Bellas Artes

San Borja, Lima Perú

  • White Instagram Icon
  • White YouTube Icon
  • White Facebook Icon

@2017 by MICPA. Producido por Bless Social Marketing