VIDA O MUERTE EN NUESTRA LENGUA. Parte 3


Palabras que sanan.

Piensa en un momento en esas palabras que tanto te animaron, que en medio de tanta oscuridad y soledad esas palabras fueron como medicina a tu vida. Quizá fue de parte de un familiar o un buen amigo que te dijeron: ¡Todo estará bien!, ¡Creo en ti!, ¡Lo vas a lograr!... unas cortas palabras fue lo único que necesitaste para sentirte mucho mejor y enfrentar seguro el porvenir.


La Palabra de Dios nos dice: “Panal de miel son las palabras agradables, dulces al alma y salud para los huesos.” (Proverbios 16:24)


Las palabras agradables son tan poderosas que pueden dar bendiciones y salud a nuestro cuerpo. La miel es un endulzante natural que da energía a nuestro cuerpo. De esa forma, las palabras agradables que sale de ti, las palabras de ánimo que puedes recibir, estimulan a nuestro espíritu.

Seamos personas que hablemos palabras agradables que promueven la sanidad- palabras llenas de gracia, bendición y esperanza.

Piensa en alguien hoy y no esperes más en bendecir su vida por medio de tus palabras.

Entradas destacadas
Entradas recientes