VIVIR EN LA CÁRCEL DE LA AMARGURA. PARTE 4

December 5, 2019

 Los motivos por los que preferimos no dejar la amargura o la falta de perdón son: 1) Para “irradiar autoridad” y poder, haciendo que se hagan las cosas más rápidas; 2) Porque les sirve como impulso para que la gente les obedezca y lograr objetivos (“hoy amanecí rabioso y todos me aguantan”); usándolo como móvil para hacer cambios, en vez de generar compromiso para alcanzar una real obediencia; 3) Porque usan la rabia para controlar a los demás y les gusta vivir rabiosos. Pero si usamos la rabia como fuente, nuestro entorno se desconectará rápido de nosotros y otros se ganarán su confianza (¡cuidado con tus hijos!) y; 4) Porque quieren evitar confesar la verdad de sus debilidades, tapándolos con la amargura. Luego 5) Porque es como un mecanismo de defensa para que se mantengan alejados de las personas que creen que les van a hacer infelices y se sienten vulnerables frente a ellos, por eso prefieren mantenerse amargados para que nadie se les acerque. Pero con ello solo logran auto eliminarse ocultando su real identidad con la máscara de la amargura pues creen que la gente se acerca demasiado para dañarlos como sucedía antes y entonces les cuesta relacionarse con todos.

 

Debemos aprender a declarar que si estamos en Cristo Jesús, nuestra existencia tendrá sentido al desechar los viejos paradigmas que rompieron antes nuestra identidad y que como hijos de Dios hemos vencido (Juan 4), pues mayor es que está en nosotros que el que está fuera en el sistema. Es precioso vivir confiados, seguros y tranquilos porque “si Dios está por mí, quién contra mí” (Romanos 8:31)…y aunque ejércitos me ataquen y la tierra tiemble yo viviré tranquilamente (Salmos 27:3). Otro motivo es 6) Porque es una forma de escudarse para demostrar que tienen la razón. Para ellos es muy común vivir con desconfianza porque todos tienen la culpa menos ellos mismos. Pero debemos decir que pedir perdón no significa necesariamente que tú te equivocaste y que el otro tiene la razón pues no es que te estás allanando sino que hay otras formas de ver al mundo y porque además la Palabra dice cuando quieren airarte no debes responder mal con mal, pues somos llamados a ser pacificadores. ¿Qué preferimos tener la razón o ser felices? No siempre tendremos las dos cosas, porque si Dios nos conoce y entiende no podremos huir (Salmo 139), porque somos hijos de la luz (1 Tesalonicenses 5:5) y no estaremos motivados por intenciones oscuras (Mateo 5:13-17).

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Un lugar para todo.

July 16, 2018

1/2
Please reload

Entradas recientes

March 12, 2020

March 11, 2020

March 10, 2020

March 9, 2020

February 11, 2020

February 7, 2020

February 4, 2020

Please reload

Archivo