NO TE AFERRES



En la vida del hombre le es necesario tener alguien en quien confiar, en quien apoyarse en un momento de crisis o necesidad. ¿Alguna vez pensaste a qué te aferras o en quién te aferras? ¿A qué te aferras cuando estas en una necesidad?

Si vives aferrándote en las cosas de este mundo, tu vida estará a la deriva. Nadie es perfecto y cualquier persona puede fallar y si pones tu esperanza en un ser humano puede que termines decepcionado y dañado.


Jeremías 17:7-8


Bendito el hombre que confía en el Señor y pone su confianza en él. Será como un árbol plantado junto al agua, que extiende sus raíces hacia la corriente; no teme que llegue el calor, y sus hojas están siempre verdes. En época de sequía no se angustia, y nunca deja de dar fruto.


Si te aferras en Dios y en Su Palabra, con toda garantía estarás de pie ante los hombres y tendrás la fuerza para enfrentar cualquier situación por imposibles o difícil que parezca, pues para Dios no hay nada imposible.

Entradas destacadas
Entradas recientes