ESTO TENGO QUE DAR


Para los que vivimos la vida de Fe siempre estamos en novedad de vida. Siempre vamos a tener algo que dar.

Tú tienes a Jesús y las circunstancias no pueden convertirte en una persona demandante. Recuerda a uno de los discípulos, Pedro antes de conocer a Jesús, era un pescador que solo podía dar peces y una barca, sin embargo, cuando tuvo un encuentro con Jesús las cosas cambiaron. Pedro pudo ofrecer mucho más que eso: vida eterna en Jesús, milagros, prodigios, sanidad, paz, gozo, libertad, etc.


Hechos 3:6

Y Pedro dijo: Ni tengo plata ni oro; mas lo que tengo te doy: en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda.


Todos tenemos algo que dar. Tú tienes mucho que dar, no te desenfoques. Pon tu mirada en Jesús que en Él puedes ser la luz que muchos necesitan, puedes dar paz en medio de una tormenta. Tu vida misma puede ser una ofrenda al swervicio de Dios.

Los que aman a Dios, todas las cosas cooperan para bien. Esfuérzate y sé valiente, cambia tus pensamientos que lo mejor aún está por suceder.


Romanos 8:28

Además, sabemos que si amamos a Dios, él hace que todo lo que nos suceda sea para nuestro bien. Él nos ha llamado de acuerdo con su propósito.

Tags:

Entradas destacadas
Entradas recientes