LA ENVIDIA ENFERMA EL ALMA



En el Libro de Génesis encontramos la historia de Caín y Abel y nos deja una gran enseñanza. Caín era una persona como cualquiera con dones dados por Dios, sin embargo, Él dejó que la envidia y los celos entraran a su vida. Dios le habla muy claro y lo anima a hacer las cosas bien:


Génesis 4:6-7

"Entonces el Señor le dijo: «¿Por qué estás tan enojado? ¿Por qué andas cabizbajo? Si hicieras lo bueno, podrías andar con la frente en alto. Pero, si haces lo malo, el pecado te acecha, como una fiera lista para atraparte. No obstante, tú puedes dominarlo"


Caín se dejó llevar por el enojo y cometió una desgracia, mató a su hermano. La envidia, la comparación, la competencia, la rivalidad y el rencor, matan el alma, corrompe el espíritu de la persona y la enferma.


Habrá momentos en que te encuentres en una situación muy difícil. Dios siempre te hablará mediante Su Palabra, mediante tus padres o amigos a fin de que no ocurra lamentos más adelante. No permitas que las circunstancias te dominen.

¡Tú puedes dominar!

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
Misión
Cristiana
   Paz y amor

+51 497-5353

informes@micpa.pe

Of. Administrativa - Calle Bellas Artes

San Borja, Lima Perú

  • White Instagram Icon
  • White YouTube Icon
  • White Facebook Icon

@2017 by MICPA. Producido por Bless Social Marketing