NADIE SE RESISTE A UN BUEN TRATO



El servir no es sinónimo de humillación. El servir a los demás hace extraordinaria a una persona. La máxima expresión de poder es dar. El servicio es la forma de enriquecer la mente.

Hoy puedes enriquecer la vida de los demás con lo extra que puedes dar. Enriquece la vida con una sonrisa extra, con un detalle extra o con una palabra que edifique. Los pequeños detalles hacen la perfección y la perfección nunca será un pequeño detalle. Jesús es el mejor modelo de servicio, nunca buscó su gloria, Él no vino para ser servido sino para servir y dar su vida en rescate por muchos. No sirvas pensando en recibir más, sino pensando en dar más. Esto evitará que tu corazón se llene de frustración.

¡Intenta hoy dar lo extra que nadie se resiste a un buen trato!


Hechos 20:35 Siempre les he enseñado que así se debe trabajar y ayudar a los que están en necesidad, recordando aquellas palabras del Señor Jesús: “Hay más dicha en dar que en recibir.

Entradas destacadas
Entradas recientes