MORALMENTE PUROS


A menudo procuramos iniciar la semana con buena actitud. Cuidando el trabajo, los estudios o cualquier actividad.

¿Cómo cuidas tus palabras? ¿Cuál es tu lenguaje?


El apóstol Pablo dijo a los Efesios, “Pero que la inmoralidad, y toda impureza o avaricia, ni siquiera se mencionen entre vosotros”

(Efesios 5:3)


¿Te has mantenido alejado aun del “ni siquiera”? A continuación, algunas preguntas para ayudarte a identificar dónde estás:


¿Son puros tus pensamientos?

¿Cuidas tu lenguaje?

¿Tienes cuidado respecto a tus relaciones con el sexo opuesto?

¿Guardas tus ojos de cualquier cosa que te pudiera tentar moralmente?

Cuando miras o lees algo: ¿es puro o amable?

¿Tienes algunos hábitos secretos o privados que no son puros?


Probablemente enfrentarás todo tipo de tentaciones en este día. Recuerda que en la Biblia dice que “ni siquiera” debe mencionarse entre ustedes.

Demuestra con tu ejemplo, que lo moral y lo puro son parte de una vida transformada en Cristo.



Entradas destacadas
Entradas recientes