NADA ES IMPOSIBLE PARA DIOS - II

Hay una actitud importante que debemos querer como hijos de Dios y creyentes de verdad: no nos vayamos de este mundo sin haber hecho todo lo que teníamos que hacer, pero teniendo muy en claro que nadie tiene asegurado el tiempo que va a vivir. La muerte no respeta a nadie y necesitamos engancharnos con nuestro propósito mientras vivimos; no podemos perder el tiempo gastándonos con resentimientos, iras y algún dolor guardado; y más bien potenciemos cada momento y cada segundo de nuestras vidas.

El mundo que nos rodea tiene un sistema de pensamientos y las religiones provienen de las creencias: “dime en que crees y te diré quién eres”.

2 Corintios 10:3-5

“Es verdad que vivimos en este mundo, pero no actuamos como todo el mundo, ni luchamos con las armas de este mundo. Al contrario, usamos el poder de Dios para destruir las fuerzas del mal, las acusaciones y el orgullo de quienes quieren impedir que todos conozcan a Dios. Con ese poder hacemos que los pecadores cambien su manera de pensar y obedezcan a Cristo”.

Somos humanos que debemos afrontar todas las realidades usando las armas poderosas de Dios, no las del mundo, para derribar las fortalezas del argumento humano, sino ¿Para qué sirve la fe? Para usar las poderosas armas que Dios nos ha dado y derribar las fortalezas del razonamiento humano, porque si nos rendimos ¿Dónde entonces está la batalla? Pues en la razón y en los pensamientos donde reconocemos a nuestros enemigos, por ello es que mucha gente rompe sus relaciones familiares, pierde su trabajo y hasta se suicida.

Se trata entonces de volver al patrón original que te pertenece basado en los principios eternos; porque antes vivías agradando y fingiendo lo que no eres, aparentando y haciendo cosas que no quieres hacer, con una personalidad que no está basada en principios eternos; y aunque tengas un buen trabajo y logros profesionales, pero no sigues los patrones eternos de Dios, te aferrarás a tus patrones.

Empieza a derribar argumentos para que vuelvas a lo original. No puede ser que el amor y la justicia sean conceptos que te impongan desde afuera; tienes que construir desde la Roca, porque si hay un patrón de amor, justicia y vida que nunca se acaba, es Jesucristo que nos da vida eterna.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
Misión
Cristiana
   Paz y amor

+51 497-5353

informes@micpa.pe

Of. Administrativa - Calle Bellas Artes

San Borja, Lima Perú

  • White Instagram Icon
  • White YouTube Icon
  • White Facebook Icon

@2017 by MICPA. Producido por Bless Social Marketing