LOS OJOS EN JESÚS



Tenemos a Cristo como guía de nuestra vida. Si nuestros ojos permanecen concentrados en Él, podremos ver sus enseñanzas para saber por donde caminar.


Si nuestros ojos permanecen fijos en el hombre, no veremos aquellas cosas que pudiera distraernos y hacernos perder la paz. Si tenemos la mirada puesta en Jesús, estaremos siempre enfocados y no permitiremos que nada ni nadie nos desvíe del camino de la verdad.


Hebreos 12:2

Puestos los ojos en Jesús, el autor y consumidor de la fe.


Filipenses 3:20 Porque nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también ansiosamente esperamos a un Salvador, el Señor Jesucristo,

Entradas destacadas
Entradas recientes