LA PAZ DE DIOS, GUARDARÁ TU MENTE. PARTE 2

January 14, 2020

 

Una mala actitud proviene de un mal pensamiento y puede contagiarse, por ello la imperiosa necesidad de buscar consejos sabios de alguien que tema a Dios y no dejarse llevar de aquellos que dan consejos malos (Salmo 1). Debes tratar de caminar con gente de fe y no te afanes ni por el dinero, ni por la enfermedad, ni por la falta de trabajo.

 

Hablamos de orar y agradecer. Orar no es mera súplica sino dar gracias por todo lo que tienes y no tienes, por todo. La oración activa la respuesta de Dios cuando es acción de gracias y si estás viviendo adversidades hay una forma de mantener el gozo: Nunca dejes de confiar en Dios porque todas las cosas obran para bien (Romanos 8:28) y Él conoce tu futuro y puedes decirle ¡gracias! ante o un sí o un no suyo. Por eso alégrate en el Señor porque es una alegría que nadie te podrá quitar. Los malos pensamientos vienen solos y no necesitan que los practiquemos, mientras que los buenos sí debemos entrenarlos solo cuando le entregamos nuestra vida a Jesús y se cultivan pensando solo en lo verdadero y honesto (Filipenses 4:8) para poder vivir con gozo y dejar de lado esa cultura de pensar mal que aprendiste de pequeño. Todos estamos invitados a salir de esa terrible situación y aprender a depender completamente de Dios. Maneja tus pensamientos reconociéndolos, confesándolos y no te quedes con ritos vanos y pasajeros.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Un lugar para todo.

July 16, 2018

1/2
Please reload

Entradas recientes

March 12, 2020

March 11, 2020

March 10, 2020

March 9, 2020

February 11, 2020

February 7, 2020

February 4, 2020

Please reload

Archivo