LA PAZ DE DIOS, GUARDARÁ TU MENTE. PARTE 2

January 14, 2020

 

Una mala actitud proviene de un mal pensamiento y puede contagiarse, por ello la imperiosa necesidad de buscar consejos sabios de alguien que tema a Dios y no dejarse llevar de aquellos que dan consejos malos (Salmo 1). Debes tratar de caminar con gente de fe y no te afanes ni por el dinero, ni por la enfermedad, ni por la falta de trabajo.

 

Hablamos de orar y agradecer. Orar no es mera súplica sino dar gracias por todo lo que tienes y no tienes, por todo. La oración activa la respuesta de Dios cuando es acción de gracias y si estás viviendo adversidades hay una forma de mantener el gozo: Nunca dejes de confiar en Dios porque todas las cosas obran para bien (Romanos 8:28) y Él conoce tu futuro y puedes decirle ¡gracias! ante o un sí o un no suyo. Por eso alégrate en el Señor porque es una alegría que nadie te podrá quitar. Los malos pensamientos vienen solos y no necesitan que los practiquemos, mientras que los buenos sí debemos entrenarlos solo cuando le entregamos nuestra vida a Jesús y se cultivan pensando solo en lo verdadero y honesto (Filipenses 4:8) para poder vivir con gozo y dejar de lado esa cultura de pensar mal que aprendiste de pequeño. Todos estamos invitados a salir de esa terrible situación y aprender a depender completamente de Dios. Maneja tus pensamientos reconociéndolos, confesándolos y no te quedes con ritos vanos y pasajeros.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Un lugar para todo.

July 16, 2018

1/2
Please reload

Entradas recientes

March 12, 2020

March 11, 2020

March 10, 2020

March 9, 2020

February 11, 2020

February 7, 2020

February 4, 2020

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags