GRATITUD, UN ESTILO DE VIDA

September 2, 2019

 

 

Para ser felices debemos considerar que la vida es como el imán: siempre hay un polo positivo y uno negativo y por ello decíamos que, si agradeces solo cuando te suceden cosas buenas sería una gratitud parcial, porque la gratitud en todo momento siempre será el camino correcto de todo creyente. Debemos caminar dando gracias en todo y por todo y si las personas no responden a nuestros intereses no los debemos maldecir porque sería un desatino y una trampa propios de un corazón que no es perdonador.

La gratitud implica reconocer que alguien más invirtió en ti para llegar a ser lo que ahora eres y en la Biblia hay ejemplos muy especiales sobre gratitud como es el caso de Ruth, una de las tres nueras de Noemí quien no dejó a su suegra en ningún momento por gratitud y por haberle permitido ser feliz. Gratitud por ello no es sólo pronunciar un gracias sino expresar con palabras y con hechos el aprecio sincero a Dios y a quienes de muchas maneras han beneficiado tu vida; como es el caso del connotado basquetbolista de la NBA, Michael Jordan quien siempre agradeció más que a nadie su calidad de deportista a su entrenador que en algún momento lo menospreció dudando de sus dotes deportivos. El mensaje es que son ese tipo de personas las que tienen mucho que ver con lo que hoy eres y debes romper con ese absurdo mito de aborrecerlos. Se trata de que no solo tapes la herida sino que llegues a los que “aparentemente” lastimaron y dañaron tu vida.

 

Cuando te enfocas en tu historia y piensas sólo en los momentos más amargos y duros, ello “en automático” te va a generar resentimiento que en algún momento aflorará ante personas inocentes que te rodean y que nada tienen que ver con tu pasado doloroso. Sin embargo, enfocarte en las cosas bellas y positivas te va a generar en cambio un sentimiento diferente y un pensamiento de gratitud. Si tu pasado te visita quédate con las bendiciones, aprendizajes y todo lo que formó tu carácter aún en situaciones más dramáticas. Haz que nazca en ti un corazón agradecido, una fe saludable y deja de vivir en una atmósfera de caos; debes tener un corazón adecuado para enfrentar el peor drama y convertirlo en algo grandioso. Si eres una persona que tiene la actitud de saber compartir y dar, recuerda que hay dos formas de dar: sin esperar nada e incondicionalmente o dar con la expectativa de recibir algo a cambio y que produce decepción y críticas. La gratitud es el fundamento en el caminar del creyente y ser sabio significa no entristecerse por lo que no tienes o por lo que no recibes.

 

Ser sabio es agradecer por lo que tienes y ese es un motivo más que suficiente para que comiences a vivir como una persona agradecida.

 

1 Tesalonicenses 5:18

Den gracias a Dios por todo, porque esto es lo que él quiere de ustedes como creyentes en Cristo Jesús.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Un lugar para todo.

July 16, 2018

1/2
Please reload

Entradas recientes

March 12, 2020

March 11, 2020

March 10, 2020

March 9, 2020

February 11, 2020

February 7, 2020

February 4, 2020

Please reload

Archivo