AHORA QUE ERES LIBRE

June 17, 2019

Cuando un árbol es sembrado, no se espera que éste se alimente de sus propios frutos, su alimento viene de la tierra, del sol, del agua… Pero sus frutos, ¡no son para él! Lo mismo sucede con nosotros.

 

Cuando Jesús llegó a tu vida lo hizo para que vivas en libertad. El sana tu vida. No más miedo, amargura o resentimiento. Él te quiere consolar para que puedas consolar a otros.

 

Nuestros frutos comienzan con la respuesta de nuestra vida y corazón a lo que Dios ha hecho en nosotros. Como todo árbol bien abonado, nuestra respuesta debe ser, dar más y mejores frutos. Ser hacedores, personas ofertantes que transformen su vida y la vida de los que le rodean.

 

Gálatas 5:22-23

“En cambio, el fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, humildad y dominio propio. No hay ley que condene estas cosas”

 

¿Cuál será tu respuesta al llamado de Jesús? Es hora de bendecir y ser luz.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Un lugar para todo.

July 16, 2018

1/2
Please reload

Entradas recientes

November 4, 2019

Please reload

Archivo