NO ESPERES MÁS

June 11, 2019

Te encuentras totalmente afanado o afanada, tu corazón esta apático, sientes frialdad y Dios parece tan lejano, tan inaccesible. La preocupación te pone de mal humor y los resultados no ayudan en nada. Y luego está ese problema en el que te metiste y sabes que eso no agrada a Dios.    

 

 A veces estamos en medio de un desastre, todos estamos luchando con alguna debilidad, pero a veces es tan feo, tan

 

sucio, tan fresco. La culpa y la vergüenza nos hace más distantes a Dios.  

 

¿Qué hacemos cuando nos sentimos así? ¿Cuál es nuestro instinto?

 

A veces, nuestro instinto es mantenernos alejados y esperamos “arreglar” un poco la situación para poder acercarnos a Dios. Tratamos de retomar las cosas espirituales para sentirnos menos culpables. Esperamos hasta tener los sentimientos correctos y de alguna forma estar más “limpios” para poder hablar con Él.

 

 ¿Acaso olvidamos que Dios ya está con nosotros diariamente en cada momento de complicación? ¿Acaso olvidamos que Dios nos ve en nuestros momentos horribles y nuestra vergüenza más profunda?

 

Mateo 11:28-30

“Vengan a mí los que estén cansados y agobiados, que yo los haré descansar. Acepten mi enseñanza y aprendan de mí que soy paciente y humilde. Conmigo encontrarán descanso. Mi enseñanza es agradable y mi carga es fácil de llevar”

 

No hay necesidad que te pongas en orden para acercarte a Dios. Necesitas creer que Dios ordenará tu vida. Solo corre a Jesús, Él no desprecia un corazón humilde y arrepentido.

 

Salmos 51:17

“Los sacrificios a Dios son un espíritu quebrantado; tú no despreciarás al de corazón humilde y arrepentido”

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Un lugar para todo.

July 16, 2018

1/2
Please reload

Entradas recientes

March 12, 2020

March 11, 2020

March 10, 2020

March 9, 2020

February 11, 2020

February 7, 2020

February 4, 2020

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags