UN NUEVO CORAZÓN

El cambio no es de afuera hacia adentro, sino de adentro hacia afuera. Puedes esforzarte y buscar un mejor trabajo pero eso no te dará mayor felicidad. Puedes esforzarte en buscar mejores estudios pero eso no te convertirá en mejor persona. Puedes asistir religiosamente a un lugar donde te hablen cosas bonitas pero eso no te llevará a una transformación. El cambio comienza de adentro hacia afuera, solo un nuevo corazón te dará un nuevo nacimiento.

Durante años cargamos patrones que nos impiden llegar a un cambio verdadero. Solo Jesús nos puede cambiar ese corazón de piedra, Él vino para darnos una vida en abundancia y hacer que TODAS las cosas sean hechas nuevas.

Ezequiel 36:26-28

“Les daré un corazón nuevo y pondré un espíritu nuevo dentro de ustedes. Les quitaré ese terco corazón de piedra y les daré un corazón tierno y receptivo. Pondré mi Espíritu en ustedes para que sigan mis decretos y se aseguren de obedecer mis ordenanzas”.

Necesitas cambiar ese corazón que está dañado, infectado y herido por el pecado. El cambio verdadero empezará en Jesús, Él pondrá un corazón nuevo y hará el milagro de la conversión. Acércate a ÉL y deja de luchar con tus propias fuerzas.

Solo ese nuevo nacimiento puede quitar al hombre esa condición de vivir errando y tomando decisiones equivocadas llevadas por la emoción. Solo así podemos ser llamados hijos de Dios.

Entradas destacadas
Entradas recientes