LA GRATITUD A DIOS NOS IMPULSA A SER HUMILDES

August 28, 2018

Tenemos que aprender a agradecer a Dios por la familia que tenemos, declarar que son todos siervos de Dios llenos del Espíritu Santo y tú mismo también tienes que caminar firme porque eres hijo del Rey y caminarás en victoria. Todo esto significa la gratitud.

 


 

En Lucas 17:11-19 leemos que eran 10 leprosos los que estaban adoloridos por sus llagas y clamaron misericordia al Señor Jesús quien los sanó. Ante esto nos podemos preguntar: ¿Cuántas veces el Señor también ha tenido misericordia con nosotros y nos ha sanado? ¿Cuántas veces le prometimos servirle y luego nos olvidamos de nuestro compromiso? Dice La palabra que sólo un leproso curado regresó y se postró para agradecer; y aquel hombre te representa a ti porque Dios ha hecho hoy un milagro en tu vida: en el momento y en el lugar perfecto. Es hoy que Dios limpia lo que tanto te aflige y debes asumirlo con determinación.
 

La gratitud es un imperativo moral y una fuerza poderosa que nos impulsa a obedecer a Dios: ¡Es por gratitud que le obedezco a Dios! Se trata de obedecer Sus Mandamientos (Juan 14:21) que se sintetizan en el amor a Dios y al prójimo. El amor a Dios a Dios se demuestra cuando respeto a la otra persona, le honro y no me apropio nunca de nada ajeno; tenemos que saber pedirle a Dios ese amor Suyo. Dios ha hecho tantas cosas en nuestra vida y nos ha perdonado todo tipo de pecado, pero quiere nuestro real arrepentimiento como lo hizo aquella mujer delante de Jesús a lo mejor cansada de no vivir en el orden de Dios (Lucas 7:36). Dios conoce cómo estamos delante de Él y por ello debemos postrarnos para decirle: ¡Señor aquí estoy! Pues con Su Amor incomparable Él viene y nos perdona. La gratitud también nos impulsa a vivir en Santidad para poder ver a Dios (Hebreos 12:14) y nos impulsa a ser genuinamente humildes (Lucas 18:9) y humillarnos delante de Él porque le faltamos todos los días de una u otra forma: ¡Debemos reconocer que somos humanos! Empecemos a amar a los que nos aborrecen y si estamos en el amor de Dios no será difícil. Si te insultan, ámalo en el Señor y cancela dicho mal en Su Nombre, porque nosotros no tenemos que aceptar palabras de maldición.
 

La gratitud nos impulsa a predicar el Evangelio de Dios y hacer discípulos de Jesucristo (Mateo 28:19), para que nadie se pierda (Mateo 18:14); mientras que la ingratitud y la incredulidad van de la mano, pues así como Israel fue liberado por Dios de Egipto (Éxodo 17:13) pero le desobedeció, la ingratitud lleva a traicionar a Dios como hizo Judas (Lucas 22:1-6).

 

¡La ingratitud nos lleva a la amargura pero la gratitud nos lleva al gozo!

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Un lugar para todo.

July 16, 2018

1/2
Please reload

Entradas recientes

March 12, 2020

March 11, 2020

March 10, 2020

March 9, 2020

February 11, 2020

February 7, 2020

February 4, 2020

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags